viernes, 23 de enero de 2015

Destrúyeme de V.J Bernal

Acabo de terminar de leer el libro Destrúyeme de V.J Bernal, el cual es su primer libro y leí porque me llamo la atención la sinopsis.

¿De qué va?

Contar hasta diez, contar diez estrellas, respirar hondo, clavarse las uñas en la palma de la mano. ¿Calmada? Claro que no. 

Todo comienza cuando Amelia, una chica irónica, independiente y con varios trastornos obsesivos compulsivos a tratar, se va a vivir con una amiga a la casa de los hermanos Lekker. Teniendo el lugar estable y rutinario que siempre quiso no puede disfrutarlo porque ella ya no se siente la misma persona que era. Tantos años intentando recomponerse a sí misma se derriban y no sabe por qué. Solo logra calmarla el mantra de contar estrellas, pero no aguantara mucho, y como su orgullo le impide admitir que necesita ayuda, ¿qué hay de malo en usar a Milo Lekker para tranquilizar su mente? Mientras sus amigos creen que la rara actitud de Lia se debe a su extravagante forma de ser, hay alguien que vela por verla sufrir y cuando ella descubra quién es, esta traición será la gota de agua que colmará el vaso, ya no hay mantra ni chico que valga en el turbio desenlace que tomará esta historia. Tal vez no debió de ser tan ciega, ni egoísta… Con todo explotando al mismo tiempo, Amelia tiene que decidir si se queda a soportar las heridas o se va, dejando que otros se lastimen por ella.

¿Qué opino? 

Se ve interesante, así me aventure a leerlo y debo decir que tengo una mezcla de sentimientos con este libro porque aparentemente está lleno de clichés, pero no. Ya saben chica bonita, con algunos problemas psicológicos que se niega a reconocer –aún que le den cacheta con guante en la cara, más de una vez–, que poco a poco se va enamorando de un chico que se ve como el típico chico guapo, frío y distante pero bueno, los amigos y una villana completamente loca –la cual supero mis expectativas–.

En esta lectura me saco de quicio la protagonista Amelia que debido a sus trastornos psicológicos todo el mundo la trata con guante de seda y es algo así como las mascota que cuidan sus amigos. Ella vive en una burbuja donde solo ve el lado bueno de la gente y se niega con todas su fuerzas a ver que existe la maldad –a pesar de que la vivo de primera mano en su infancia– y que está viviendo a su costa. No es capaz de distinguir amigos de enemigos, y cuando la verdad le explota en la cara ya es demasiado tarde. Todo se le va de las manos, y como ella bien dice al final, fue muy orgullosa para aceptar ayuda y reconocer que algo estaba mal.

Yo siempre digo que cuando tu instinto te dice que algo está mal, le hagas caso. Puede que sea un poco paranoica en ocasiones, y mis padres y amigos me miren raro pero mi instinto me ha salvado en un par de ocasiones, así que algo vale.

Bueno ya regreso al libro, como iba diciendo Amelia tiene cero instinto de conservación y está loca, una loca agradable pero loca al fin y al cabo y se este chico Milo con el que esta, bueno esta igual de roto que ella. Y poner a dos personas desequilibradas juntas por mucho que se quieran siempre acaba mal. Todo el mundo lo sabía, todo el mundo lo vio. La tutora de Amelia lo vio, la mejor amiga de ella lo vio, yo como lectora lo vi, la combinación de este par aún que linda y dramática estaba destinada a ser una de esas relaciones toxicas. Y no es por que alguno de los dos fuera malo, al contrario ese par me dio mucha pena. Están muy dañados los dos, pero a veces en la vida hay cosas que parecen buena idea y al final resulta que no lo son.

En cuanto a la villana estrella del libro puedo decir que al principio parecía como la típica chica zuripanta llena de celos por la protagonista, la cual fue evolucionando a convertirse en loca –o la vez ya será así pero Amelia nunca lo quiso ver– que hará cualquier cosa para obtener lo que quiere y se capaz de dar mucho, mucho miedo. Y yo acá pensando ingenuamente que es chica iba a ser la tipa de odio porque te tengo celos, cuando es algo un poco más profundo como, te odio porque te amo y me lastimaste demasiado por dejarme de lado, ahora destruiré tu vida y la de todos lo que te rodean por que eras mía ¿Ven? Esta loca, de esa locura que no tiene freno.

Me gusto el libro, con todo y su final triste que dejo mi corazón roto, el único pero que veo es que se dejaron muchos cabos sueltos. Por que como esta historia es contada desde la perspectiva de Amelia y ella es tan de poca confianza por sus desequilibrios emocionales no se le dicen muchas cosas, y siento que me faltó mucha información para darle un cierre adecuado. No sé si vaya a ver continuación de esta historia, yo espero que si porque me dejo con muchas dudas, de todas maneras lo recomiendo leer si deseas drama, un poco de romance, locura y que no acabe como el típico final de: Y vivieron felices por siempre.

Ahora le digo que este libro es ¡Gratis! Lo puedes descargar de la página de la autora en su blog, le dejo su link.

Blog de V. J Bernal

¡Vete final feliz, que estorbas! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario